top of page

¿Miedo ir al fonoaudiólogo? Te ayudamos a dar el primer paso

Es común que los usuarios al llegar a su primera consulta realicen muchas preguntas y manifiesten ciertos comentarios, como por ejemplo, "¿El examen me va a doler?” … “He visto los audífonos y son muy caros…” “Hace muchos años tuve un tratamiento en los oídos y fue lo peor…”, “Pero, cómo voy a usar audífonos si mi abuela usaba y yo soy muy joven…”, entre otros similares.

Y es que gran parte de las personas han escuchado malas referencias relacionadas con la atención médica, el costo de los exámenes y tratamientos, que cercanos no han obtenido buenos resultados, o simplemente que los usuarios han tenido malas experiencias con la ida ya sea al médico Otorrinolaringólogo o Fonoaudiólogo.


Esto genera desconfianza y rechazo hacia los procedimientos de salud, dando como resultado que el cuadro sea cual sea, vaya empeorando con el paso del tiempo, ya que esto finalmente se traduce en que el usuario opta por no ir a la consulta y no resolver su situación.


No te preocupes… como equipo IRV te entendemos

Sabemos que muchos usuarios sienten miedo de ir a un fonoaudiólogo u otorrinolaringólogo para realizarse un chequeo auditivo por diversas razones: malas experiencias previas, comentarios de cercanos que juegan en contra y/o el costo de los audífonos para sordera supera con creces lo que se puede pagar.


Sumado a lo anterior, aún permanecen en nuestra sociedad prejuicios hacia el uso de estas prótesis auditivas, pues se asocian erróneamente a que solo son empleados por los adultos mayores, cuando la realidad demuestra que un porcentaje amplísimo de la población en cuanto a rango etario los necesitan.

Esto, finalmente, se traduce en dificultades emocionales para el/la usuario, porque burlas, ignorancia y críticas destructivas provocarán que la persona que necesita usarlo y tiene la pérdida auditiva NO se atienda correctamente, dejando pasar años e incluso décadas antes de decidirse y asistir a un centro médico. Y ojo, que cada segundo es valioso porque a medida que más tiempo pasa mayor es el grado de sordera.


Si no me cree, usted puede leer la siguiente entrevista donde una usuaria cuenta que dejó pasar 30 años -sí, leyó bien-, antes de revisar su audición. También, previamente, hicimos una nota donde explicamos 5 mitos y recelos acerca del uso de audífono para sordera, y para entender un poco TODO el proceso que involucra para nuestro cerebro tener que adaptarse al empleo de una prótesis auditiva, puede consultar la siguiente columna donde lo explicamos.


Por favor, no hagas caso a comentarios ni a miedos, ve a realizarte un chequeo auditivo

Okey, entendemos las aprehensiones que puedes tener y quizá para este momento estés realmente considerando realizarte un chequeo auditivo, pero si todavía no estás 100% seguro, te voy a contar a continuación de qué se trata este procedimiento.


Lo primero es señalar que la tecnología ha avanzado mucho en las últimas décadas en cuanto audífonos e implementos fonoaudiológicos concierte, sumado a que el mercado de las prótesis auditivas ha crecido bastante, existiendo un abanico de precios gigante. De hecho, si quieres averiguar más sobre el tema de los precios te recomendamos leer la siguiente nota para que tomes la mejor decisión y despejes aquella idea de que "el audífono más caro es el mejor".

Recuerda que puedes reservar online o bien llamar por teléfono. Al final de la nota toda la info de contacto.

Ahora bien, la evaluación auditiva contempla un apartado de preguntas al usuario enfocadas en conocer hace cuánto tiene la pérdida auditiva, si tiene enfermedades crónicas, a qué se dedica o trabajó durante su vida, entre otras varias, pero todas con el objetivo de investigar desde dónde pudo provenir la hipoacusia (pérdida auditiva).


Luego de la entrevista, se observan ambos oídos y si todo está en orden se continúa con un procedimiento totalmente indoloro que se encarga de detectar variaciones en su audición, yendo de las frecuencias más altas (agudas) a las más bajas (graves).


A ver, para que no se asuste, esto simplemente consiste en que usted entrará a una cabina que aísla el sonido. Allí dentro, tomará asiento y se pondrá unos audífonos. El o la fonoaudiólogo mediante una máquina irá emitiendo un sonido en los audífonos que tiene puestos, y cuando lo escuche, tendrá que ir levantando la mano y señalando en cuál oído está el sonido.


Como se dijo, este "pitido" va desde rangos muy graves a otros más agudos: así sabremos dónde exactamente tiene su pérdida de auditiva y cómo va el rendimiento de sus oídos. O sea, no causa ningún tipo de dolor. Imagínelo como un juego incluso si quiere.


Esta es una foto de nuestro Centro Auditivo de Valparaíso, donde una fonoaudióloga está haciendo este procedimiento.

La máquina se llama audiómetro (no es muy creativo el nombre). Si pone atención, hay una persona al otro lado del vidrio que está levantando su mano. Eso es porque escucha el sonido que emitió la máquina.


¿Ve? Ella aprieta un botón de la máquina y va sonando el pitido para la persona que está adentro. Si esta lo oye, levanta su mano. Hay un momento en este examen donde además del sonido, la/el fonoaudiólogo le dice ciertas palabras que usted deberá INTENTAR escuchar con los audífonos que tiene puestos y repetir. La idea es la misma: determinar su rendimiento en los oídos.


Y eso es todo. No hay excusas, no duele, es imperceptible y hasta un poco lúdico incluso. Un último punto que es importante destacar eso sí, y realmente queremos ser enfáticos en esto, es que si usted o un familiar, amigo, cercano, nota que existe pérdida auditiva, DEBE acudir lo antes posible a realizar un chequeo, porque -como se dijo- mientras más tiempo pase peor será. Si logramos detectar las variaciones cuando antes, mejor será su pronóstico. Esto es serio, no lo eche a saco roto.


Tranquila/o…siempre te vamos a apoyar

Entonces, llegamos a este punto. Recopilemos lo que hablamos. El chequeo auditivo no duele, es necesario y además no tiene costo. ¿Qué más puede pedir? Bueno, quizá un asunto más.


Tómelo con calma, lo importante es que se atreva a dar el primer paso. Una vez que lo haga, como equipo de los centros auditivos IRV vamos a estar ahí para apoyar, escuchar, resolver dudas y siempre buscar la solución en conjunto. A nosotros nos interesa mucho abordar este tema no solo desde una perspectiva personal sino también incluir a la familia, pues es todo un círculo y entorno que debe comprender este proceso. A propósito del tema de la convivencia también tenemos una nota que puede ser útil.


En fin, cuente con nosotros, acérquese y si, a pesar de todo lo que hablamos recién aún persisten dudas llámenos o háblenos por Facebook y vamos conversando el tema. ¡Un abrazo! ¡Nos vemos!


¡Encuéntranos!

Nuestro Centro Auditivo de Valparaíso está ubicado en:

Almirante Señoret 70, Of.42.

Teléfono 322599775


Nuestro Centro Auditivo de Providencia está ubicado en:

Avenida Nueva Providencia 1881, Of. 2503.

Teléfono 232450031


No olvides que puedes reservar online



Comments


bottom of page