top of page

Conozca nuestros audífonos para sordera IRV

El desarrollo tecnológico de la medicina está en constante cambio. Cada época contaba con su respectiva solución "de punta" o "top" para tratar una cierta condición de salud. La hipoacusia o pérdida auditiva no es la excepción a este proceso.


Las alteraciones auditivas en adultos mayores siempre han existido, por lo tanto, se han tratado de acuerdo con los recursos que se han tenido en el momento. Actualmente, existen varias alternativas para mejorar esta condición. Pero hoy nos centraremos en las prótesis auditivas o audífonos para sordera.


¿Qué son las prótesis auditivas? Los audífonos para sordera son dispositivos que captan los sonidos del ambiente para amplificarlos en las diferentes frecuencias que se presentan. Esto con la finalidad de que el oído pueda percibir las señales auditivas y así responder ante ello.


Todo esto, aunque pueda parecer que ocurre solo en nuestra oreja u oído, en verdad conlleva una serie de caminos neuronales en nuestro cerebro. En términos simplificadísimos esto explica por qué al tener nuestro audífono para sordera no comenzamos a escuchar o comprender todo lo que oímos inmediatamente: nuestro cerebro debe volver a recuperar aquella parte que se encargaba de esta tarea y esto toma un tiempo.


No todos los audífonos para sordera son iguales. Por ejemplo, existen diferentes grados de pérdida auditiva, lo que ha llevado a los fabricantes a crear diferentes dispositivos que se adapten a cada necesidad.


Otro de los factores que evidentemente los diferencia es el precio. Una mirada general al mercado de audífonos nos indicará que fluctúan desde los 500 mil hasta los 3 millones de pesos e incluso más; y claro, muchas veces los valores tienen relación con la marca, el tamaño y/o la estética, pero esto no garantiza que sea lo óptimo para su salud auditiva.


De hecho, hace un tiempo explicamos que el audífono más caro no es el mejor necesariamente. Le recomendamos muchísimo que lea esta nota antes de adquirir cualquier tipo de prótesis auditiva, pues podría significar un tremendo ahorro para su bolsillo. No se adelante ni se apure.


Entonces, ¿En qué nos debemos fijar a la hora de escoger un audífono? Lo primero y más importante es tener una audiometría para determinar el grado de audición que presenta, escoger un centro auditivo que tenga audífonos clínicos y no amplificadores y tercero debe probar el equipo para que usted verifique el cambio.


Por supuesto, recuerde que en los Centros Auditivos de IRV contamos con un chequeo auditivo gratis. Estamos en Valparaíso (fono: 322599775) y Providencia (fono:232450031) y para reservar puede hacerlo online o bien llamar a los números de teléfono que le acabamos de indicar.


¿Cuáles son los audífonos de IRV?


En IRV tenemos 3 tipos de audífonos que se ajustan a diferentes tipos de audición, sus valores están sujetos a la edad y al tipo de previsión de salud que tenga cada paciente, pero en general van desde los $82.820 hasta los $280.930. Esto es lo máximo que le puede llegar a costar un audífono con nosotros.


A continuación, le invitamos a conocer nuestros distintos audífonos:

1. BTE2:

Este audífono está indicado para pérdidas auditivas de leves a moderadas, presenta 2 canales y a pesar de ser un equipo retroauricular, es bastante estético debido al tamaño que tiene.




2. BTE8P:

Es un audífono retroauricular más potente que el BTE 2, ya que tiene 8 canales, se calibra de acuerdo con la audiometría de cada usuario y tiene incorporado un enmascarador de tinitus.





3. CIC PRO:

Este es un audífono intracanal, que se destaca por tener un tamaño pequeño, es un equipo liviano, tiene 8 canales y también trae incorporado el atenuador de tinitus.







No olvide que durante nuestro chequeo auditivo (audiometría) le realizamos una prueba de audífonos para verificar cuál se adapta mejor a usted. Esto no solamente en términos de volver a escuchar, sino también para dejarlo cómodo en su oreja.


Atrévase a dar el paso y no se preocupe si tiene miedo, porque acá se lo vamos a quitar. Y si quiere, puede leer otra nota que creamos para todas aquellas personas que les es muy difícil ir al fonoaudiólogo, ya sea por malas experiencias o aprehensiones y/o prejuicios.


Sin con todo eso no se le baja un poco el miedo o bien, simplemente quiere saber cómo es nuestra atención, dejamos con usted uno de nuestros testimonios de atención: esta vez conocerá a Angela Becerra.


¡Le esperamos!


bottom of page