top of page

Recordando la importancia de las charlas de sensibilización

Desde IRV buscamos brindar el apoyo necesario para las empresas que deben incursionar en la inclusión laboral de personas con discapacidad, un proceso que a veces es omitido por prejuicios y miedos dentro de la misma organización. Sabemos que implica dar un paso importante pero que es gratificante cuando se logra. De hecho, NTT DATA puede contarles esto mucho mejor. Pero, como sea, dentro de toda esta implementación hay una etapa importantísima, no solo para la compañía, sino para el colaborador que se incluirá, llamada: Charla de Sensibilización. Es esto de lo que vamos a hablar hoy, porque su ejecución es clave para sostener en el futuro el proceso de inclusión laboral.

¿Qué es? La charla de sensibilización es una instancia en la que un preparador laboral explica y comenta la discapacidad como temática en general, poniendo un énfasis -si la persona a incluir lo permite y/o quiere- en el tipo de discapacidad que tiene. Este conversatorio está dirigido a supervisores, jefes directos y al equipo de trabajo con el que compartirá el nuevo trabajador.

Indira Barrera, Terapeuta Ocupacional IRV, realizando una charla de sensibilización.


Algunas preguntas que vamos resolviendo son: ¿Qué es la discapacidad y cuáles tipos existen?, ¿cómo se produce una situación de discapacidad?, ¿cuáles son los posibles ajustes razonables para cada tipo de discapacidad? También vemos la diferencia de los conceptos “Integración – Inclusión”, “Igualdad – Equidad”; el uso correcto del lenguaje; formas de tratar con Personas con Discapacidad; mitos o estigmas sociales respecto a las PcD; y cómo lograr un buen proceso de inclusión laboral.


La idea es además, generar un espacio dinámico donde los participantes puedan exponer sus dudas, comentar experiencias personales o vividas en otros trabajos, apuntando a proporcionar las herramientas necesarias para que la inclusión laboral sea exitosa. Esto, obviamente, también sirve como un conocimiento para el diario vivir y avanzar hacia una sociedad más inclusiva.


Nunca está demás señalar que este tipo de conocimientos pueden evitar la vulneración de los derechos de las personas con discapacidad como situaciones de discriminación, lo que coopera con la sensación de inclusión del nuevo colaborador y ayuda a construir una sociedad más consciente en esta materia.


¿Y si no imparto la charla de sensibilización?

Hasta ahora hemos hablado del enfoque y potencial que tiene esta charla de sensibilización, pero, también se puede plantear lo que sucedería en caso de no impartirse. Sobre todo, si la persona con discapacidad ya está legalmente adentro de la empresa como colaborador. Alguien podría pensar: "Bueno, ya está adentro, lo otro se irá resolviendo durante el camino, ¿Qué consecuencias podría traer?". Bueno, graves consecuencias que ahora explicaremos.

Cabe la posibilidad de que al no cumplir con el compromiso establecido previamente por parte de la empresa de ser partícipe y concretar todas las etapas dentro del proceso de inclusión laboral, no cuenten con las herramientas necesarias en materia de discapacidad que los ayude u oriente en la toma de decisiones ante circunstancias complejas que puedan ocurrir con el trabajador que se incorpora a su equipo de trabajo.


Para comprender de forma más concreta la importancia de esto, realicemos el siguiente ejercicio: imaginemos que en una empresa ingresa a trabajar una persona con discapacidad auditiva, pero el equipo no cuenta con el conocimiento previo de los posibles ajustes razonables que puedan ser implementados en este proceso de inclusión y no logren incorporar de forma satisfactoria al trabajador/a.


Podría suceder que esta persona necesita lectura labial o subtítulos, pero en las reuniones empresariales que son online, nadie enciende su cámara ni tampoco se encargan de poner en texto lo que se está indicando. Esto obviamente generaría una grave incomprensión y la PcD no captaría las instrucciones que se están dando.

Es muy probable que esta persona se sienta presionada, sometiéndola a situaciones de estrés y/o ansiedad producto de no poder mejorar los canales de comunicación con sus compañeros de trabajo. De hecho, posterior a ello la empresa podría tomar la decisión de desvincularla por mantener un bajo rendimiento o no cumplimiento de lo solicitado dentro del puesto de trabajo al cual fue asignado.


Por supuesto, esto impacta directamente en las expectativas y metas de la PcD. Y lo peor: esto pudo ser evitado de haber sido cumplido el compromiso de llevar a cabo todas las etapas que apuntan a realizar un proceso de inclusión laboral exitoso como lo es la charla de sensibilización.


La adaptación tecnológica post pandemia

Hoy en día, debido a la pandemia muchos trabajos han tomado la decisión de cambiar la modalidad de realizar sus procesos. Un ejemplo son las jornadas hibridas o ya completamente de teletrabajo. Esto mismo incluso a creado nuevas oportunidades para la inclusión laboral, como la de Silvia Soto. Ante este nuevo escenario, como IRV, nos adaptamos a los requerimientos y modos de organización de las diversas empresas, para así llevar a cabo el proceso mediante videoconferencia o de forma presencial.


La tecnología nos facilita eliminar la barrera de la distancia física, permitiendo impartir charlas a lo largo de todo nuestro territorio nacional. Esto una característica positiva, pero tiene un doble filo, pues en ocasiones cuesta examinar si se está absorbiendo el conocimiento impartido durante esta instancia.


Para sobrellevar lo mencionado, siempre se incentiva la participación durante la charla online, motivando que cuenten sus experiencias y que hagan todo tipo de preguntas: es EL momento para realizarlo. Estar detrás de una pantalla no nos debe impedir una verdadera conversación, al contrario, puede ser un perfecto espacio si se sabe emplear.

Al mismo tiempo, tenemos las charlas de carácter presencial, las cuales permiten mantener un contacto más directo con los participantes, incorporarlos de una forma más dinámica y favorecer que presten atención durante su desarrollo.


Es importante añadir que cualquiera sea la modalidad -al menos en IRV- entregamos una encuesta de satisfacción respecto del contenido impartido. Si es presencial, la pasamos impresa y si es online, pues se mantiene este mismo formato. Esto ayuda enormemente a saber si fue una instancia enriquecedora o bien, qué tanto potencial de perfeccionamiento tiene.


Como conclusión, dentro de nuestra experiencia, al momento de impartir este proceso de Charla de Sensibilización, tanto en modalidad presencial como videoconferencia, hemos percibido que todos los oyentes se encuentran constantemente atentos a nuestra presentación, comparten sus experiencias y logran aclarar sus dudas con el profesional a cargo de esta.


Como ONG IRV los dejamos cordialmente invitados a comprometerse con la inclusión laboral de personas en situación laboral y tendrán nuestro apoyo constante para atender sus inquietudes durante todo el proceso.


Si necesitas más información y dar el primer paso en inclusión laboral empresarial puedes hacer clic en el siguiente botón, rellenar el formulario y nos comunicaremos contigo a la brevedad.


Comments


bottom of page