top of page

La importancia del desarrollo de habilidades en niños con discapacidad

Gracias a nuestro Programa de Rehabilitación Infantil a Domicilio hemos podido constatar diversas realidades en torno a la discapacidad. Un tema que surge y que es indispensable es el de la accesibilidad a los servicios de salud, como por ejemplo, la misma rehabilitación. Cuando esto se ve impedido se acentúan las brechas de desarrollo y se desfavorece la adquisición de habilidades y conocimientos que son esenciales durante el crecimiento y vida adulta.

Según cifras del Informe de Desarrollo Funcional Infantil (2016-2017) casi el 10% de los niños en Chile presentan un retraso en el desarrollo de hitos, sin duda una cifra bastante baja que muestra cómo el desarrollo que ha tenido nuestro país en los últimos 30 años ha favorecido la generación de políticas públicas enfocada en la infancia.

Sin embargo, cuando hablamos de discapacidad e infancia, como país estamos aún estamos como se dice coloquialmente “al debe”; según las cifras del Estudio Nacional de la Discapacidad (2015), solo el 22.8% de los niños y niñas con discapacidad acceden a servicios de rehabilitación, esto incide directamente en el desarrollo de los niños y niñas, impactando a futuro en su vida adulta.


Pero, ¿qué son estas habilidades de las que hablamos? Bueno, en primer lugar, debemos decir que los niños se desarrollan más durante los primeros 5 años que en cualquier otra etapa de desarrollo.


La adquisición de estas habilidades tienen un periodo cronológico y un desarrollo secuencial o progresivo. Estas se desarrollan en 4 áreas principales:


- Cognitiva: Fundada principalmente en aprender, memorizar, razonar y resolver problemas. Los niños desde la infancia temprana son capaces de aprender de diversas maneras, como por ejemplo, a través del llanto. También aprende a clasificar objetos por forma o color, a leer, escribir, entre otras acciones.


- Social y Emocional: relacionada principalmente en la forma de relacionarse y formar lazos con quienes le rodean.


- Habla y Lenguaje: Se trata de la capacidad para comprender y utilizar el lenguaje


- Habilidades Motoras Gruesas: Esta es la habilidad del niño para usar los músculos grandes para sentarse, pararse, caminar o correr. Esto incluye mantener el equilibrio y cambiar de posición.


- Habilidades Motoras Finas: Esta es la capacidad para utilizar los músculos menores con precisión y coordinación, específicamente sus manos y dedos. Un ejemplo de esto es que los niños al poco de nacer ya son capaces de realizar actividades de alcance, con el crecimiento pueden desarrollar habilidades de manipulación y coordinación.


Pero estas habilidades pueden sonar muy frías si no les ponemos rostro. Nos gustaría presentarte algunos niños que han sido beneficiados por el Programa de Rehabilitación Infantil a Domicilio.


Él es Raúl Constanzo Jacobsen de 9 años. Raúl recibió 10 sesiones de fonoaudiología en su casa para mejorar varios aspectos, pero sobre todo, temas relacionados con la lecto-escritura. Gracias al aporte de personas como tú, él fue usuario y, según nos contó su mamá, mejoró bastante gracias a esta ayuda.


Una situación parecida vivió Benjamín Fredes de 4 años de edad. Él también recibió 10 sesiones de fonoaudiología sin costo en su casa gracias al aporte de donantes. Se trabajó con pictogramas con él. Su mamá, Esmeralda, lo cuenta así: "Los pictogramas, eso le llamó la atención a él. Empezó con los automóviles que los hace todo bien, sabe cuál es cuál, también los gatos y animales, los pone donde van. Él hace los sonidos. También los colores; todos los que les dijo la fonoaudióloga él los dijo bien y los puso correcto. Le traía un lobo de color rojo, verde".

No podemos dejar de recordar también a Liam Escobar de 3 años de Cerro Los Placeres en Valparaíso, quien al igual que otros niños, fue beneficiado con las sesiones de fonoaudiología a domicilio.


Más allá del trabajo efectuado en detalle con él nos gustaría destacar lo siguiente que nos dijo la mamá de él, Lilian, que es: "Esperando la atención pública, estuve 2 años a que lo viera un neurólogo. Hasta que dije que no podía dejar pasando más y saqué una hora particular, me costó juntar las lucas porque fueron 50 mil pesos una consulta, que lo viera el neurólogo (...) Al año del Liam, él no hacía cosas que mi sobrino, como por compararlo, mi sobrino sí lo hacía. Entonces dije: ´no, el Liam tiene algo´. Me fui al consultorio, saqué la interconsulta, esperando estuve 1 año que me llamaran del neurólogo. Ahora Liam tiene 3 años".


Todas las mamás al ser entrevistadas nos señalaron lo mismo: la plata no alcanza para todo lo que los niños necesitan. Las terapias, porque son varias -por lo general- que se necesitan realizar hacen que el bolsillo de la economía familiar se golpee y en muchas ocasiones se debe optar solo por una en vez de las 3 que se requieren.


Por eso mismo, todas estas habilidades que estábamos señalando no tienen ningún sentido si no se ponen en práctica. Hoy, a septiembre de 2022, aún faltan decenas de niños con discapacidad por ser atendidos y que necesitan estos servicios.


El programa de rehabilitación infantil de IRV tiene como uno de sus pilares fundamentales de intervención el desarrollo de estas habilidades en niños y niñas con discapacidad, a través de la rehabilitación integral, multidisciplinaria y con foco en el beneficiario y la familia, siempre con el objetivo de favorecer su inclusión social, plena en igualdad de derechos.


POR ESO CONTAMOS CON PERSONAS COMO TÚ PARA DONAR Y QUE LAS ESPERANZAS RETORNEN A LOS HOGARES DE ESTOS NIÑOS. Hoy te mostramos rostros de quienes fueron beneficiados, pero imagínate la cantidad de niños y niñas que aún faltan. Son miles. La meta es grande, pero con tu aporte podemos avanzar juntos.

Actualmente, el programa ha intervenido en gran cantidad de niños con discapacidad, llevando servicios de rehabilitación a sus domicilios, gracias a donantes, pero debemos ir más allá, nuestro objetivo es continuar con la ejecución y beneficiar a más niños y niñas con discapacidad, ¡Anímense!

Comments


bottom of page