top of page

Guía de funcionamiento del audífono para sordera, ¿Qué debo saber para sacarle el máximo partido?

Sabemos que al momento de hacer entrega del audífono es mucha información la que se le da al usuario, por lo tanto, puede perderse y desistir su uso. Por está razón, creamos está nota en dónde podrás resolver dudas y reforzar la información entregada.


Te queremos recordar que esta es una nota complementaria a nuestro video tutorial donde hablamos sobre cómo utilizar el audífono para sordera.


De todas formas, si no quedaste completamente claro, a continuación dejamos algunos tips o consejos que jamás debes olvidar al momento de utilizar su audífono para sordera. No puedes olvidar:


a) Posición del audífono: En un inicio es la parte que más les cuesta a los usuarios, pero una vez que adquieren la práctica dejan de tener problemas. La recomendación es que le pidan a algún familiar o cercano que les ayude los primeros días o que se apoyen en el manual y practiquen frente a un espejo colocarse el audífono (puede apoyarse en los dibujos que trae el manual).


¿Cuáles son los pasos para colocar el audífono correctamente?

Paso 1: Tome el tubo del audífono en la curva de la oliva y la inserta en el conducto auditivo.

Paso 2: Ubique el audífono por encima y detrás de su pabellón Auditivo.

Paso 3: Para asegurar que quede bien insertado en el conducto, debe traccionar el pabellón hacia afuera y empujar con el dedo la oliva al conducto.

b) Controlar el volumen: es fundamental que pueda regular el volumen del audífono de acuerdo con las necesidades que presente, de lo contrario nunca se sentirá cómodo (a) con él. En IRV tenemos 2 audífonos a los que se les puede regular el volumen en casa:

1.- BTE 8P: Para ajustar el volumen, debe deslizar su dedo sobre la rueda que tiene marcados los números del 1 a 4. Si desliza la rueda hacia arriba lo irá aumentando y, por el contrario, si desliza hacia abajo disminuirá.



2.- BTE 2: Consta de 3 botones, los dos últimos se encargan de regular el volumen. El último botón (el más grande) baja el volumen y el del centro lo aumentará cada vez que lo presione y a su vez emitirá un pitido avisando que lo está subiendo.


c) La limpieza: Como la oliva del equipo está en contacto directo con el conducto auditivo es normal que se tape con cerilla, pero para evitar que esto influya en la transmisión y calidad del sonido debes tener una buena higiene con ellos. Recuerda que en la caja del audífono están las escobillas para limpiarlos y te puedes apoyar con un paño para higienizar las áreas complejas.


d) Cuidados en relación con la pila: Los audífonos no pueden funcionar sin pila, por lo tanto, debes tener presente que la duración de ellas está sujeto al uso que le des al audífono. En general, si usas el audífono todo el día y te lo sacas para dormir, podría durar unos 10 días o 15 días como máximo y para que eso se cumpla debes dejar la tapa de la pila abierta de modo que no haga contacto.


e) Programas: De acuerdo con las dificultades que presentes, el fonoaudiólogo adaptará diferentes programas en el audífono, para que puedas por ejemplo ver la televisión, escuchar música, transitar en la calle, etc. Entonces, si no sabes cambiar el programa puede ser que no sientas comodidad absoluta al estar en diferentes ambientes.


Tomar la decisión de comenzar a usar audífonos no es fácil, ya que existen algunos prejuicios en relación con lo estético o que son usados personas de avanzada edad. Actualmente son más las personas que se atreven a usar a audífonos a fin de mejorar su calidad de vida, pero muchas veces desisten en su uso porque no sienten mejoras, pero si te das cuenta la clave para que su uso se a más amigable es conociendo tú equipo, resolviendo dudas en los controles y usándolo contantemente.


Si aún no te animas a utilizar tu audífono para sordera y notas que hay una pérdida auditiva, te invitamos a reservar un chequeo auditivo sin costo alguno con nosotros. Estamos en Valparaíso y Providencia. Puedes hacerlo en el siguiente link:











Comments


bottom of page