top of page

"Para no discriminar hay que conocer": el testimonio de inclusión laboral de Isabel Moreno

Como ya es costumbre, en IRV entrevistamos a todas las personas que de alguna manera han sido usuarios de nuestra ONG. No es la excepción nuestra Área de Inclusión Laboral (AIL), iniciativa que ha facilitado decenas de procesos para Personas con Discapacidad en búsqueda de trabajar, uniendo así a empresas que deben cumplir con la ley y los deseos de empleo personales.

De esta manera, hoy te queremos presentar a Isabel del Pilar Moreno Salinas de 40 años y residente de la comuna de Los Ángeles, región del Biobío. Ella actualmente se desempeña como Administrativa de Recursos Humanos en la empresa SOMACOR, puesto que ocupa desde el primero de junio del 2022.

Ella es Isabel Moreno, protagonista de esta entrevista. Allí se encuentra en su lugar de trabajo, en la oficina de SOMACOR, ubicada en Los Ángeles.


Isabel es una persona con discapacidad de tipo sensorial, pues tiene hipoacusia bilateral, es decir, posee una pérdida auditiva en ambos oídos, lo que la llevó a utilizar audífonos para sordera desde el año 2015. No nació con esta condición, sino que se le manifestó cuando ella tenía alrededor de 35 años.


Hoy te queremos contar, brevemente, su historia ligada a la discapacidad y el trabajo. Por eso, lo primero que le quisimos preguntar es "¿Cómo llegó a trabajar a SOMACOR?"


- Isabel: Primero, empecé en la búsqueda, porque hice una postulación yo a través de OMIL. Después de eso me llamaron de ONG IRV. Para mí no tienes idea de cuánto significó ese momento porque, la verdad, con todo este proceso que se estaba viviendo -y se está viviendo aún-, las complejidades en el mundo laboral se están dando y cada vez más, entonces la certeza fue mayor, fue una felicidad tremenda. La verdad es que no pensé que iba a poder lograr mucho en ese momento.


Isabel se refiere a la situación de la pandemia y cómo esta repercutió en ámbitos económicos a nivel nacional. Ella, de hecho, no estaba trabajando antes de entrar a SOMACOR, pues había terminado recientemente su carrera universitaria en Ingeniería en Administración de Empresas.


- Periodista: ¿Qué le ha gustado más en su entorno laboral?

- Isabel: La flexibilidad, mis compañeros que son muy agradables y afables. Tengo descripciones muy positivas hacia lo que es la inclusión. Tú sabes que en este momento no todos están preparados para ese tipo de inclusión. Hay algunos que saben de eso, saben que existe, la están viviendo, pero a lo mejor, lo más difícil es colocarse en el lugar del otro o el manejo de la empatía. O es difícil que tú no te sientas un poco, digamos, identificado con eso, sobre todo, colocándote en el lugar de la otra persona.


Yo antes no tenía nada, era con mis cinco sentidos, y después con el tiempo, muy mayor, a los 35 años empecé un proceso paulatino de pérdida auditiva, entonces todo fue así como bien repentino y fuerte el cambio. Eso me llevó mucho más a colocarme en el lugar del otro, eso es inevitable.


En mi trabajo hacen ese ejercicio. La verdad es que sí; el cariño no me falta o la comprensión. (...) más que todo el hecho de practicar la empatía y poder afeitarse más con las personas que comparten contigo día a día. Esa es la idea. Somos todos distintos, pero al final, terminamos pasando con ellos gran parte del tiempo.

- Isabel: Darles las gracias a ustedes por todas las preocupaciones, seguimientos, de seguir por este gran trabajo que es la inclusión, que no solamente se le da a la persona, sino también en equidad de género, hay muchas cosas en las que hay que romper barreras. Yo les agradezco a ustedes que sean parte de este proceso.

- Periodista: ¿Y hay algún aspecto laboral que le haya resultado más desafiante?

- Isabel: El tema del trabajo, lo que es área computacional o de practicar la administración, eso se da. Pero, también está presente que toda organización tiene una cultura distinta, una norma, políticas distintas. Entonces a eso uno se tiene que volver a acostumbrar. Uno se tiene que dar el trabajo de leer. Eso es importante. Va todo en el hecho de las herramientas que te entregan. Eso a mí me ha servido.


Acá por ejemplo, utilizamos Talana, que es un instrumento bastante bueno y completo de recursos humanos. Te puedes informar de todo, liquidaciones, reglamentos, avisos y permisos. Todo muy práctico y de gran ayuda. Entonces, no puedo decir que yo necesito todo el tiempo de mis compañeros porque yo también me acostumbré a esa área que es mía.


- Periodista: ¿Y le gustaría especializarse o es algo muy adelantado pensarlo si recién terminó la carrera?

- Isabel: Sí, me gustaría llegar más a fondo en las cosas nuevas que hay en RRHH, que yo creo que también se viven de manera diferente en todos lados. Me gustaría el área de finanzas también.



AGRADECIDA DE HABER TENIDO UNA OPORTUNIDAD LABORAL

Estar sin trabajo es una complicación emocional para cualquiera. Se suelen sentir aprehensiones y ansiedades. Imaginemos esta situación pero aplicada a una persona con discapacidad, un sector de nuestra población cuya brecha educacional, muchas veces los distancia del mundo laboral. No es fácil. Por esta razón, cuando las PcD consiguen un empleo lo valoran bastante. Se lo preguntamos a Isabel.


- Periodista: ¿Considera que su trabajo contribuye para usted?

- Isabel: Sí, y fíjate que no pensé que lo iba a llegar a conseguir. ¿Por qué? Porque resulta que abarca una carrera. Al final una carrera lo que hace es prestarte todas las herramientas para que tú puedas entender e ingresar a un departamento de una empresa. RRHH es una parte fundamental de la empresa y que me dio mucho el estudio

- Periodista: ¿Por qué pensaba que no iba a conseguir el trabajo?

- Isabel: Porque hay tantas personas sin trabajo, que son profesionales, que en realidad hoy día necesitan de una fuente laboral o que tengan a lo mejor alguna discapacidad. Igual, yo no lo veo como discapacidad. No nos hace más distintos, nos hace más especiales quizás, o simplemente te ayuda a agudizar otras partes como seres humanos, en realidad. Pero no lo veo como discapacidad, no me gusta.

- Isabel: Para no discriminar hay que conocer. Yo creo que se necesita calidad humana, incorporar a la persona y que se sienta valorada, que exista una temática de inclusión justa, una que nos ayude a nosotros a ser más autónomos.

A lo mejor hoy en día hay partes legales que amparan la inclusión, así que como también las empresas pueden donar a fundaciones, todas esas cosas, entonces, las empresas pueden no llevar a cabo la contratación de PcD. En resumen, habían muchas razones por las cuales yo veía que no era posible y bueno, gracias a Dios, todo salió bien y sigue así.



"ES TENER QUE ACEPTARTE DE NUEVO, CON ESA CONDICIÓN"

Un tema que surgió dentro de la entrevista con Isabel fue cómo procesó su pérdida auditiva, puesto que, fue una condición que se manifestó cuando ella ya tenía 35 años. Además, cómo esta se relacionó con su búsqueda laboral. Y si bien Isabel ahora es totalmente funcional, al principio no fue tan sencillo.


- Periodista: ¿Cómo procesó personalmente el tema de la hipoacusia?

- Isabel: Nosotros cuando somos personas comunes y corrientes escuchamos de manera lejana, cercana, escuchamos bien, procesamos bien la información. Pero, después cuando otra persona te empieza a decir, “sabes, te estuve hablando hace mucho rato y no me escuchaste”, hay algo que anda mal.

- Periodista: Es una señal...

- Isabel: Se fue dando de manera tan lenta que al final tuve que decir que sí y asumir que tenía que ver un especialista, tener que asumir que iba a ser una pérdida auditiva paulatina, hacerme los exámenes. Y claramente, cuando me dijeron que era eso, bueno, me cayó como un balde de agua fría. De un día para otro estando bien….el cambio es fuerte.

- Periodista: Sobre todo, considerando que muchas personas no son empáticas cuando no escuchamos bien: se tienden a enojar...

- Isabel: También uno conoce al actuar de muchas personas que a lo mejor no se van a colocar en tu lugar, no van a querer y no lo van a hacer. Yo agradezco solamente el hecho de que pasé muchos años en los cuales pude hablar, escribir, pude entender, sociabilizar, y ahora, recibir mi ayuda técnica, me ha ayudado a seguir así. A poder seguir sociabilizando y darme cuenta con el tiempo que hay otras personas que pueden estar en peores condiciones que yo. Es aceptarme de nuevo. Es fuerte el cambio, es tener que aceptarse de nuevo con esa condición, levantándote todos los días, sabiendo que tienes que colocarte tus oídos, porque para mí son mis oídos, claramente es un cambio fuerte.


El hecho de oír antes y después no tanto me ayudó. Y lo agradezco, tú no sabes cuánto tengo de agradecimiento yo hacia la vida. Soy bastante católica y creyente. Soy bastante agradecida porque tengo algo que quizá otros no tienen: tengo el habla, el poder entender. Hay otros que lamentablemente no nacen así y no tienen esta oportunidad. Por eso te digo que pensé muchas cosas para llevar a cabo ese proceso de “auto enamorarse”.



"ESTOY TAN AGRADECIDA DEL LUGAR Y LA GENTE"

Un aspecto inevitable de conversar con Isabel es conocer cómo ella sintió que ONG IRV colaboró en su proceso de inclusión laboral, por ejemplo, para saber qué partes de esta iniciativa le fueron más útiles o le gustaron más. Siempre es necesario un compromiso empresarial para completar todas las fases que involucra.


- Periodista: Se lo pregunto lisa y llanamente ¿ONG IRV la ayudó?

- Isabel: La verdad es que sí. Hay una parte que hace partícipe a la empresa como a nosotros mismos. Creo que aquí hay gente muy buena, muy empática, para poder yo decir que la ha costado, siempre va a costar, porque de repente se te olvidan las cosas, pero eso te hace sentir incluido, no es que sea de un día para otro. Es raro, pero gracias a Dios ese proceso se ha dado súper bien.

Estoy tan agradecida del lugar y la gente. Se dio todo de manera tan amena. Yo creo que también va en que ustedes dieron a conocer mi condición y se agradece. También el hecho de que existan instituciones así se valora, que para cada parte y labor ustedes ven ciertas características.

- Periodista: ¿Pero usted considera que hay barreras sociales que aún impiden la inclusión laboral? No lo digo en particular por su caso...

- Isabel: Siempre se va a dar eso. Como te digo, una empresa perfectamente puede evadir esa responsabilidad, ese cumplimiento legal. Creo que en mi caso en particular si me preguntas, no. Acá, por lo menos, lo único que pedí es que todo fuera por escrito. Es como decir, que tu petición tiene que estar por escrito, porque yo trabajo de esa manera, no hay otro método. Acá yo trabajo con herramientas que me ayudan, por ejemplo, el mismo teléfono corporativo, computador. Para yo poder entender y ejecutar lo que ellos me están pidiendo. Así que excusas para no entender es difícil.


No quisimos terminar la entrevista sin antes preguntarle un tema clave a Isabel, una interrogante que en todo caso siempre le hacemos a todos y todas las usuarios del AIL, y que jamás deja de sorprender en torno a sus respuestas.

- Periodista: ¿Por qué es importante que participemos de procesos de inclusión laboral?

- Isabel: Buena pregunta, sabes por qué, porque simplemente hay personas que lamentablemente tienen capacidades iguales o mejores que yo inclusive. Nadie para mí en este mundo, en esta vida, pasa a ser diferente. (...) Para no discriminar hay que conocer. Yo creo que se necesita calidad humana, incorporar a la persona y que se sienta valorada, que exista una temática de inclusión justa, una que nos ayude a nosotros a ser más autónomos.

A lo mejor esa persona con discapacidad no se siente tan incapaz de andar solo, manejar, no lo sé, hay tantas cosas que hoy en día a uno le sorprende, que, por eso, yo prefiero mil veces, conocer y medir capacidad. Por eso yo recalco: la calidad humana es más importante que otras cosas.

- Periodista: Muchas gracias por su respuesta, es muy bonita. Las preguntas ya terminaron, pero si usted quiere puede decir algo más...

- Isabel: Darles las gracias a ustedes por todas las preocupaciones, seguimientos, de seguir por este gran trabajo que es la inclusión, que no solamente se le da a la persona, sino también en equidad de género, hay muchas cosas en las que hay que romper barreras. Yo les agradezco a ustedes que sean parte de este proceso.





Comments


bottom of page