top of page

Tecnologías para mejorar nuestra audición

La hipoacusia es una enfermedad tratable, aun en casos de hipoacusia severa a profunda y para ello es fundamental la rehabilitación precoz puesto que podemos obtener mejores resultados y en caso de hipoacusia en menores de edad se puede lograr un desarrollo del lenguaje cercano a lo normal siempre y cuando reciba las adaptaciones correspondientes.


Ahora, te contaremos sobre algunas tecnologías disponibles que dan solución a la pérdida auditiva:

Banner publicitario del centro auditivo IRV

  1. Prótesis auditivas: Son los dispositivos más comunes y comprados en el mercado por personas con hipoacusia de leve a severa, estos equipos captan el sonido para aumentarlo y luego es enviado al oído interno, para que nuestro cerebro realice el procesamiento auditivo y finalmente podamos escuchar. Es posible que le lleve cierto tiempo acostumbrarse al audífono y para ello es fundamental el uso diario y la asistencia a sus controles de forma periódica.

  2. Implantes cocleares: Es un dispositivo que está diseñado para las personas que padecen hipoacusia neurosensorial severa a profunda. Este sistema consta de un implante que se coloca en el oído interno mediante cirugía y el procesador que corresponde a un audífono. Los candidatos para estos dispositivos pueden ser personas que nacieron sordas o que quedaron sordas después de aprender a hablar.

  3. Sistemas de asistencia auditiva: son amplificadores que llevan el sonido directamente al oído. Estos dispositivos separan los sonidos, especialmente los del habla, que una persona quiere escuchar del ruido de fondo que a menudo hace que sea más difícil escuchar esos sonidos. Existen 3 tipos de sistemas de escucha asistida, el primero es el sistema FM que suelen utilizarse en ambientes educativos para que los niños con hipoacusia puedan tener un mejor aprendizaje, luego tenemos el sistema infrarrojo que funciona de forma parecida a un control remoto para tv y suelen usarse en espacios grandes con una conferencia y, por último, los sistemas de bucle magnético que transforma la señal de audio en un campo magnético que luego captan los audífonos dotados de posición ‘T’.

  4. Aplicaciones móviles y accesorios: Muchos fabricantes de audífonos ofrecen aplicaciones para teléfonos inteligentes que se pueden conectar con sus audífonos. Estas aplicaciones permiten a los usuarios controlar sus audífonos, ajustar configuraciones e incluso transmitir audio directamente a sus dispositivos. Además, algunas de estas aplicaciones también incluyen funciones como subtitulación en vivo, traducción de idiomas y amplificación de sonido ambiental.

Banner para donar al IRV

Como podemos ver existen muchas alternativas para mejorar nuestra audición, pero la elección de esto debe considerar siempre la opinión médica, ya que, según sus antecedentes médicos como la edad, origen de la hipoacusia, antecedentes familiares, si ha utilizado o probado alguna tecnología auditiva antes y obviamente los objetivos que quiere cumplir la persona con su adaptador será la ayuda técnica que le recomendará su otorrinolaringólogo.

Comentários


bottom of page