top of page

"Trabajar para mí es un orgullo": Fiorella y Brahyan, testimonios de Inclusión Laboral

Sus nombres son Brahyan Fernández Sánchez (26) y Fiorella Franco Paliche (33). Y más allá de que en el siguiente relato podamos comprender que son testimonios de colocaciones laborales exitosas a través de nuestra área de Inclusión, son dos personas con una historia individual, con proyectos y ganas de aprender.


Pero también con complicaciones, muchas de las cuales se han visto acentuadas por una serie de condiciones estructurales que existen en nuestra sociedad en relación con las Personas con Discapacidad (PcD), tales como los prejuicios sobre su desempeño en el trabajo, los que dificultan su acceso a una vida autónoma.


Te invitamos a conocer la perspectiva de las PcD, tras el proceso de inclusión laboral en IRV, donde diversos actores están involucrados, como nuestros preparadores laborales y los supervisores de la empresa participante.


La primera foto corresponde a Brahyan Fernández y la siguiente a Fiorella Franco. Imágenes del IRV.


Desde mayo del 2021 Brahyan Fernández, quien tiene un tipo de discapacidad psicomotora, trabaja en Enex S.A., específicamente en Curicó, Región del Maule. "Me desenvuelvo en el área de cocina, caja y reposición", nos cuenta Fernández, quien destaca que su puesto es multifuncional y que esto es de su total agrado: "Me gusta rotar por todas las áreas del trabajo", nos indica.


Por otra parte, Fiorella Franco nos explica que posee "una discapacidad motora en la rodilla derecha". Ella se desempeña en Coca Cola Embonor en Concón desde junio de este año. Franco ocupa el puesto de Administrativo de Expedición y al ser consultada por las labores específicas que desarrolla, sin ningún problema nos da una larga lista:


- "Una de las principales labores es prácticamente asistir al jefe del departamento. Hago funciones de liquidaciones, almacenamiento o control del área de préstamos de envases, control sobre los cajeros, la liberación de los cheques que van al banco o a depósito, guardo los cheques que se ingresan diario a la empresa, eso los voy designando por día y se van archivando. Me encargo de la asistencia del personal del departamento del cual trabajo, hago facturas de ventas de desechos, la verdad es que tengo hartas funciones”, termina por comentar mientras se escucha su risa al otro lado del teléfono.


"Contribuyeron grandemente (IRV), porque fueron los primeros que me dieron la oportunidad", Brahyan Fernández, actual trabajador ENEX.

Según nos expresan, ambos llegaron a trabajar donde lo hacen actualmente gracias, en gran medida, al IRV. Franco recuerda con detalles cómo fue que se enteró de la oferta laboral y del proceso inicial de su postulación:


- "Mira, la verdad es que vi un anuncio en internet que no especificaba la empresa pero sí el personal que estaban solicitando con la ley de Inclusión, y uno de los requisitos que necesitaba rellenar era la credencial. Me postulé, y estaba la organización que estaba reclutando a la persona para la empresa. Posteriormente a mi postulación recibí una llamada de un profesional de IRV para realizarme un perfil y allí tuvimos nuestra primera entrevista o primer paso. Luego de eso, se comunicó conmigo Indira y de ahí se desenvolvió todo lo que fue la entrevista con la empresa y el enlace que hubo laboralmente”, explica Franco.


EL TRABAJO

Cada trabajo tiene lo suyo. Así, nos lo hacen saber Brahyan y Fiorella, quienes señalan las distintas contribuciones personales que han tenido producto de este. “Lo que más me gusta es que tengo un buen equipo de compañeros y compañeras. Tengo buena química laboral con todos y cada uno. Me gusta el área en el que me desenvuelvo. Eso me motiva a cada día dar lo mejor y ser muy puntual”, señala Fernández.

Fernández atendiendo a un cliente en su actual puesto de trabajo. Imagen: IRV.


Mientras que Franco apunta: “Me gusta el ritmo de trabajo, la metodología que tenemos, me gusta lo que estoy haciendo porque es el área administrativa y las funciones que cumplo no son tan monótonas; a pesar de que se hacen todos los días, como los controles o la liberación de los cheques, pero cada día aprendes algo nuevo. Hoy puedo estar tomando un camión, mañana puedo liquidar al camión, entonces todos los días estás aprendiendo algo nuevo y yo creo que eso hace que uno crezca y que te vayas adaptando al área laboral”.


De todas formas, no todo es perfecto, porque también cada trabajo posee sus dificultades:

- “Hasta ahora me he desenvuelto muy bien en todas las áreas pero igual atender a cierto tipo de público es dificultoso porque sabemos que trabajar en caja representa atender a muchas clases de clientes", dice Brahyan.

- ¿Falta de empatía de algunos clientes?, le preguntamos.

- "Sí, pero acá sabemos sobrellevar ese tipo de clientes. No tendría nada para objetar. Hasta ahora me sigo desenvolviendo muy bien en el área de cajas, en la cocina, en la reposición de la tienda y todo muy bien hasta ahora”, nos responde.


Sin embargo, ambos coinciden en que sus trabajos han contribuido enormemente no solo para su formación laboral, sino que en su autoestima, su autovaloración y su autonomía: “Sí, contribuye mucho. En la parte anímica me hace sentir bien, sentirme útil, sentirme activo, en movimiento, produciendo dinero. Trabajar para mí es un orgullo, sobre todo, en una empresa tan grande como esta. Me trae mucha satisfacción estar acá”, dice Fernández.


"La ONG cumplió un papel fundamental en el ingreso a la empresa", Fiorella Franco, actual trabajadora de Coca Cola Embonor.

Una postura similar manifiesta Franco, quien comenta: “Realmente tengo muchas contribuciones, tanto en el aspecto personal, laboral, como económico. Personal, porque es un puesto donde todos los días aprendo y crezco más en el área laboral, y económico obviamente, porque me genera un ingreso con el que realmente podemos contar. Es lo que te está dando para subsistir”.


LA COLABORACIÓN DEL IRV

Una oportunidad lo cambia todo. En el IRV se trabaja para brindar una posibilidad real y concreta para que las PcD puedan perseguir su autonomía y su independencia. Y es así como también Brahyan Fernández lo percibió:


- “Contribuyeron grandemente, porque fueron los primeros que me dieron la oportunidad. Yo tuve una respuesta inmediata. Llevé mi currículum a la OMIL y al siguiente mes ya me habían encontrado este trabajo que ha sido muy benefactor para mí; me siento útil, vivo, activo. Me ayudó bastante (la ONG)”.


No muy lejos está lo que piensa Fiorella Franco respecto de si el IRV fue eficiente y prestó la cooperación que corresponde:

Franco en su actual puesto de trabajo en Coca Cola
Franco en su actual puesto de trabajo en Coca Cola Embonor.

- “La verdad que sí. La ONG cumplió un papel fundamental en el ingreso a la empresa, porque yo independientemente o por mis propios medios no tenía la oportunidad de llegar a una empresa grande. A pesar

de que en el momento que me contacto con la ONG yo estaba trabajando no era algo donde me sentía cómoda. Actualmente, el enlace que hizo la ONG: reclutarme y acompañarme con las evaluaciones aportó mucho en mi inclusión laboral porque, sí es verdad que hay muchas empresas que te trabajan con ley de Inclusión pero no evalúan qué tipo de discapacidad hay o si están preparados para el puesto y yo creo que la organización tiene una muy buena metodología para la inclusión y la asignación de los puestos”.


CON O SIN BARRERAS: LAS GANAS DE CRECER SIGUEN INTACTAS

En el IRV sabemos que el momento en el que una empresa decide contratar a través de la Ley de Inclusión, suelen existir aprehensiones, como por ejemplo, de movilidad y de adaptación en el caso de personas con discapacidad física. Es por esta razón que se ejecuta un Análisis de Puesto de Trabajo o APT, instrumento aplicado por un preparador laboral que busca esclarecer las necesidades y especificaciones que puedan surgir a partir del puesto ofrecido en relación con la PcD.


Este análisis permitió identificar el entorno de trabajo de Fiorella Franco y despreocupar a todas las partes involucradas en el proceso de inclusión laboral respecto a una escalera que había en el entorno de trabajo, así nos lo deja ver Franco:


- “Acá en la empresa, como el área es administrativa, el temor de mi jefe era que yo pudiera -porque tengo una lesión en la rodilla- subir una escalera. No es muy grande, pero él tenía esa preocupación, que yo no me pudiera adaptar esa escalera o que me dificultara o me perjudicara en mi día a día. La verdad es que la escalera la subo una vez al día entonces no es algo que me perjudique como tal, así al 100%. En el área de mi escritorio no se hizo ninguna modificación, porque era algo netamente de mi rodilla y el escritorio tiene el espacio completo donde poder ubicarme o sentarme”, nos cuenta Fiorella.

"Somos capaces de lograr o escalar igual que cualquier otra persona que no tenga condiciones especiales", Fiorella Franco, trabajadora Coca Cola Embonor y usuaria IRV.

Aunque no siempre el caso anterior se repite, por ejemplo, Brahyan, al ser consultado si tuvo que sortear barreras, responde con absoluta tranquilidad:

- “No, la verdad es que no hubo barreras. Desde que yo llegué a esta empresa todos mis compañeros se identifican conmigo por las ganas que le pongo, por el buen ánimo que siempre traigo al trabajo; ellos me apoyan mucho, me colaboran en todas las áreas y somos un muy buen equipo de trabajo”.


De todas formas, las ganas de seguir creciendo laboralmente no faltan. De hecho, a Fiorella le gustaría seguir interiorizándose en el ámbito de crédito y cobranza. En tanto, Brahyan, por el momento nos aclara que: “Me gusta rotar por todas las áreas del trabajo, así me siento mucho más multifuncional y me siento mucho más en movimiento, que me sirve mucho más esto, y puedo brindarle un buen servicio a la empresa y me siento cómodo personalmente”.


Con todo, ambos coinciden en dar un mensaje final para aquellos que no se atreven a participar de los procesos de inclusión laboral. Para Brahyan, lo que le parece relevante de destacar es que se ayuda tanto a nacionales como extranjeros: "Claro que sí es altamente recomendable, porque como ya dije, dan una respuesta inmediata, tratan de solventar el problema que hay con los empleos, ayudan mucho en esa área, tanto a nacionales como extranjeros igual y tienen un buen funcionamiento en realidad”.


Por otro lado, Fiorella termina por comentar que es una "buena oportunidad para las personas que pasamos por situaciones que son un poquito complicadas y a veces nos sentimos frustrados. Entonces yo creo que este tipo de actividades o del área de la inclusión nos permite darnos esa oportunidad y sentirnos que somos capaces de lograr o escalar igual que cualquier otra persona que no tenga condiciones especiales”.


Si tu empresa busca contratar personas a través de la Ley de Inclusión Laboral, no dudes en contactarnos haciendo clic en el siguiente botón:

Si eres una persona con discapacidad que busca encontrar trabajo, esta es tu oportunidad, pues tan solo debes rellenar un formulario haciendo clic en el botón de acá abajo:

¡No olvides seguirnos en redes sociales para que estén al tanto de nuestras informaciones!

 

Kommentare


bottom of page