top of page

Sabe usted, ¿Qué es el grado de pérdida auditiva?

Cuando hablamos de pérdida auditiva nos referimos a la incapacidad total o parcial para escuchar sonidos por un oído o ambos, necesitando que los sonidos tengan una mayor intensidad/volumen para poder escucharlos.

Las pérdidas auditivas que aparecen de forma progresiva a medida que vamos envejeciendo son las más comunes, estas también se conocen con el nombre de Presbiacusia y hace un tiempo redactamos una nota acerca de esta condición, por si le interesa conocer más.


De todas formas, no hay que olvidar que pueden presentarse en cualquier etapa del ciclo de la vida, por ejemplo, recientemente una usuaria de nuestra Área de Inclusión Laboral, Isabel Moreno, nos contó que ella a los 35 años comenzó a perder su audición. Puede leer su historia aquí.

Cuando las pérdidas auditivas comienzan a notarse es generalmente cuando ya están interfiriendo en la comunicación o en el día a día pero, ¿cómo podemos entonces diagnosticarlas?


La evaluación más común de diagnóstico auditivo para adultos es el chequeo o Audiometría, examen en donde se busca registrar los umbrales mínimos auditivos de una persona realizando un registro escrito de los niveles referidos por el usuario en respuesta a estímulos enviados por el examinador a través del audiómetro. Las frecuencias examinadas van entre los 125 Hertz y los 8.000 Hertz, en intensidades que abarcan entre los -10 dB y los 120 dB.


Recuerde que en nuestros centros auditivos ubicados en Valparaíso y Providencia realizamos la audiometría de manera gratuita. Si quieres agendar una hora puede hacerlo aquí. Por otro lado, si usted quiere saber más acerca de los chequeo auditivos y en qué consisten, puede leer aquí una nota explicativa.


Posterior a la evaluación, el profesional deberá analizar el examen y llegar a un diagnóstico que nos indicará el nivel de pérdida auditiva. Las pérdidas auditivas generalmente se manifiestan de forma distinta en cada persona, sin embargo, existen distintas escalas de valoración, la que es más comúnmente utilizada en Chile es la clasificación de la OMS que nos indica:

Según el grado de pérdida auditiva que tenga la persona y si la pérdida auditiva es unilateral o bilateral (es decir, si afecta a un oído o a los dos), el impacto a nivel comunicativo será distinto. Es probable que según el grado de pérdida auditiva se vean afectadas las esferas comunicativas de la siguiente forma:


· Pérdida auditiva de grado leve: Puede desenvolverse de manera adecuada en un contexto silencioso, sin embargo, puede que tenga dificultad para escuchar susurros y conversaciones en ambientes ruidosos.


· Pérdida auditiva de grado moderado: Necesita que la intensidad de una conversación sea en un tono un poco más elevado, importante dificultad en contextos comunicativos con mucho ruido ambiental, dificultad para mantener conversaciones telefónicas.


· Pérdida auditiva de grado severo: Importantes problemas de comunicación, para poder comunicarse el interlocutor debe gritar y es posible que en ambientes ruidosos no logre comunicarse.


· Pérdida auditiva de grado profundo: No oye lo que se le habla, solo reacciona a ruidos con una intensidad excesiva y no logra entablar una conversación.


Es muy importante mencionar que en cada persona la pérdida auditiva va a repercutir de forma distinta. La discriminación de la palabra es una prueba que va a jugar un papel fundamental en este punto. Se trata de un examen que se realiza al momento de la audiometría y que busca medir su capacidad de procesamiento auditivo, esto a través de un dictado de palabras que se dan a una intensidad audible para el usuario.

En palabras simples, lo que buscamos es saber cuánto de lo que se está escuchando se está entendiendo. Si como resultado se obtiene un porcentaje de discriminación alto, el pronóstico es positivo en caso de que la persona desee utilizar un audífono, por lo tanto, mientras el porcentaje vaya disminuyendo, el pronóstico también lo hará.


Lo fundamental siempre es utilizar toda esta información como una guía para que usted se oriente mejor, pero jamás para que se autodiagnostique. Esto siempre debe ser llevado a cabo por un especialista, como un fonoaudiólogo. Recuerde que nuestros Centros Auditivos están para usted en Valparaíso y Santiago, para que se haga un chequeo, se evalúe y juntos podamos ver cuál es la mejor solución.



Comments


bottom of page