top of page

Respondemos dudas sobre el desarrollo psicomotor: Entendamos este clave proceso juntos🙌😃

El Programa de Rehabilitación Infantil a Domicilio de IRV ha tenido un impacto enorme en quienes han sido beneficiados. Así lo cuentan los múltiples testimonios de familias a quienes hemos podido entrevistar. Puedes ver la última aquí, si quieres.

Esta iniciativa está dirigida a niños y niñas con discapacidad de Valparaíso y les permite acceder a distintas terapias en su casa, ayudando a avanzar en la inclusión infantil en la zona. No olvides también que puedes DONAR a esta iniciativa.




Y así como ha sido fuente de agradecimientos también ha sido lugar de múltiples consultas y dudas, sobre todo de padres, madres o cuidadores de niños con discapacidad.


Uno de los temas que más se nos ha consultado es el desarrollo psicomotor del niño/a. De esto se trata cuando surgen preguntas o aprehensiones relacionadas a por qué el niño o niña no puede llevar a cabo una cierta tarea, como por ejemplo, caminar, tomar un objeto, hablar, etc.


Por eso hoy, en el blog de IRV, queremos despejar algunas dudas y ante todo, apuntar conceptos básicos para así tranquilizar ansiedades que muchas veces nacen por una buena intención, pero que pueden terminar sin asidero.






¿QUÉ ES EL DESARROLLO PSICOMOTOR?


Cuando hablamos del proceso de crecimiento de niños o niñas con o sin discapacidad, el desarrollo psicomotor es un tema obligado.


Si lo definimos, podemos decir que es un proceso de adquisición progresiva y secuencial de habilidades funcionales en el niño o niña, lo que a su vez indica o es un reflejo de la maduración de las estructuras del sistema nervioso central.


El sistema nervioso central en un niño recién nacido no parte con todas las capacidades que tenemos en la adultez, para llegar a eso necesita tiempo y maduración, en este contexto debe ser ayudado con estimulación por parte de padres cuidadores y un entorno psicoafectivo estable.


Un correcto desarrollo psicomotor permite a los niños y niñas interactuar de manera más óptima con su entorno, sus seres queridos y les permite ir adquiriendo diferentes tipos de destrezas motoras; todo esto en su conjunto es clave para desenvolverse durante la niñez, adolescencia, adultez y durante todo el ciclo vital.


El desarrollo psicomotor tiene diversos hitos o habilidades que se van desarrollando desde que el niño nace, estos, como dijimos antes, tienen un orden progresivo. Su aparición obedece a diversos patrones que tienen diversas características:


- La aparición de habilidades sigue una dirección céfalo-caudal (desde la cabeza a los pies) y de axial a distal (desde el tronco a las extremidades). Por eso, por ejemplo, los niños aprenden a tomar objetos y después a caminar.


- Durante la aparición los niños ejecutan desde actos globales a actos precisos individuales. Esto causa, por ejemplo, que los niños al principio muevan el cascabel brusca y rápidamente. En la medida que crecen van adquiriendo más precisión en el movimiento.


- Todas los hitos o habilidades nacen desde diversos reflejos del desarrollo y su abolición o desaparición dan paso a movimientos voluntarios. Esto quiere decir, en términos muy simplificados, que a medida que vamos creciendo nuestro cuerpo pasa de funcionar con reflejos a movimientos voluntarios. De hecho, los reflejos son la base de los movimientos voluntarios.

Esto permite entender, por ejemplo, que en los niños desaparece con el tiempo el reflejo de presión al palmar cuando ha aprendido a tomar los objetos, pues sabe cuánta presión o fuerza poner para tomarlo.








EL RETRASO EN LA APARICIÓN DE UN HITO NO ES SINÓNIMO DE UNA CONDICIÓN DE GRAVEDAD


Ciertamente el mundo de los hitos psicomotores es gigante, pero para que usted entienda un poco mejor de qué se trata -en caso de no saberlo- hay que comprender, por ejemplo, que los hitos pueden clasificarse. Hay varias maneras de organizarlos, sin embargo, la que usaremos es la siguiente:

- Hitos motores gruesos (movimientos globales como caminar, por ejemplo)

- Hitos motores finos (movimientos de precisión como en los juegos de encaje)

- Hitos del lenguajes (balbuceo, por ejemplo)

- Hitos sociales (sonrisa social o reconocer a otras personas)

¿Esto significa que mi hijo o hija debe pasar por todos estos hitos a cierta edad? ¿Y qué pasa si mi hijo en comparación, por ejemplo, de su hermano a la misma edad no ha logrado los mismos hitos? ¿Son los hitos psicomotores un camino intransigente en su progresión para el desarrollo del niño o niña?


La respuesta corta es que NO. Cada proceso es diferente; no es un recetario a seguir al pie de la letra.


Sabemos que es un tema complejo y que en verdad puede llegar a generar mucha ansiedad en los padres o cuidadores de niños o niñas. A veces, uno inevitablemente compara y por buena intención se pone en alerta respecto al desarrollo del niño. Es un tema delicado al interior de las familias, pero de todas formas, queremos aprovechar esta instancia para enfatizar en un tema.


Es importante ser categórico en que el retraso en la aparición de un hito no es sinónimo de una condición de gravedad o de un trastorno del sistema nervioso central. Para llegar a este tipo de conclusiones es necesario siempre la opinión de un especialista, quien constatará la situación y señalará si efectivamente hay un retraso global de desarrollo, por ejemplo.

Queremos ser extremadamente enfáticos en reiterar este punto. Está bien tener preocupaciones y querer lo mejor para el niño o niña, pero existe una línea muy fina entre hacer esto y caer en aprehensiones. Las aprehensiones y ansiedades se despejan con conocimiento preciso y certero y no en base a suposiciones: por eso siempre acuda a un especialista si tiene dudas.


Como medida para mejorar la pesquisa y resolver dudas siempre es importante que los niños desde su nacimiento, tengan controles de salud periódicos, eso calma la ansiedad y entrega información relevante a los padres o cuidadores.


DESARROLLO PSICOMOTOR Y DISCAPACIDAD


En relación al desarrollo psicomotor en niños o niñas con discapacidad, la aparición de los hitos del desarrollo se ve afectada de acuerdo al diagnóstico o a la funcionalidad del niño o niña. En este escenario la rehabilitación temprana cumple un rol fundamental.


La rehabilitación temprana permite disminuir las consecuencias funcionales de la condición de discapacidad y favorece un desarrollo psicomotor lo más cercano a lo ideal. Esto facilita que posteriormente el niño o niña tenga un mejor desempeño en el futuro cuando adulto.


Ciertamente, la rehabilitación temprana es un componente fundamental cuando hablamos de desarrollo psicomotor en discapacidad. Este tema lo desarrollamos en otra nota de blog que puedes leer aquí para interiorizarte más sobre los impactos positivos que tiene en la vida adulta.

Queremos recordarte que el Programa de Rehabilitación Infantil a Domicilio de IRV se basa en una rehabilitación temprana en el domicilio, entregando terapias como kinesiología, fonoaudiología, psicología y terapia ocupacional a domicilio.


Estas van dirigidas justamente a niños con discapacidad en Valparaíso. Ya van 16 familias beneficiadas pero aún nos queda mucho por delante. Por eso queremos pedirte que dones a la causa y que juntos podamos seguir avanzando hacia una sociedad más inclusiva para nuestros niños.



Comments


bottom of page