top of page

¿Qué exámenes necesito para saber si necesito usar audífonos de sordera?

La audición es uno de los sentidos que nos permite interactuar con nuestro entorno para realizar nuestras actividades de la vida diaria con normalidad. Pero cuando está se ve afectada, nos vemos limitados y en la necesidad de consultar con un médico otorrinolaringólogo, a fin de saber qué realmente sucede. La disminución de la audición no siempre va a ser indicativo de usar audífonos de sordera. Por lo tanto, cuando usted se realice un control médico, el especialista le recomendará algunos exámenes para dar con el diagnóstico y el tratamiento adecuado.


Existen procedimientos previos al uso de audífono que nos dirán el grado de pérdida auditiva, si es unilateral o bilateral, si es necesario usar audífonos de sordera o si en realidad tenemos una audición normal y sólo requerirían de un control médico anual.


Exámenes para el diagnóstico de hipoacusia;


1.- Anamnesis: se recaba información para saber la historia clínica del paciente, esto nos dará la primera impresión respecto a si presenta algún problema auditivo. Aquí podemos saber la edad (a partir de los 55 años aparecen las dificultades para escuchar), profesión (si es su trabajo estuvo expuesto a ruidos puede ser que presente algún daño), si ha tenido infecciones, si tiene antecedentes familiares de pérdida auditiva, etc.


Médico realiza otoscopía en una paciente de sexo femenino
La otoscopía es un procedimiento básico de la evaluación auditiva.

2.- Otoscopia: es un examen visual en el que el profesional puede ver a través de un otoscopio (instrumento con lupa) si presenta alguna alteración a nivel del conducto auditivo externo y/o la membrana timpánica. Actualmente existen equipos con cámara que permiten que el usuario pueda visualizar su oído y lo que generalmente podemos ver son:

  • Tapón de cerumen/Objeto/Algodón.

  • Perforación timpánica.

  • Infección u Otitis.

  • Membrana timpánica sana.


3.- Audiometría: evalúa la mínima intensidad en la que comenzamos a escuchar los sonidos y en base a eso si el umbral está dentro de la norma o si hay una desviación que indique que presenta hipoacusia (pérdida auditiva). También podemos determinar el grado de discapacidad auditiva y su localización.



gráfico de un examen de audiometría indicando los niveles de audición
Ejemplo de gráfico de curva audiométrica.

A este examen se pueden añadir evaluaciones complementarias como pruebas supraliminares que nos ayudarán a saber si el daño está en la cóclea o en el nervio auditivo o una impedanciometría para saber cómo funciona el oído medio, etc.


Si tiene dudas acerca de tu salud auditiva o de algún familiar, puedes agendar un chequeo auditivo gratuito en IRV Audífonos y así en caso de que tengas alguna alteración puedas actuar a tiempo para adquirir tus audífonos de sordera.

bottom of page