• Felipe Arancibia Olguín

Incidencia y consecuencias de las caídas en adultos mayores.


La OMS define las caídas como: “consecuencia de cualquier acontecimiento que precipite a un individuo al suelo en contra de su voluntad”.


Las caídas pueden tener graves consecuencias a nivel de la morbilidad, mortalidad y dependencia. Se estima que uno de cada tres Adultos Mayores sufre una o más caídas al año. A nivel nacional, la encuesta SABE Chile de OPS (2001) arrojó una prevalencia de un 35,3% anual de caídas en adultos mayores.


Estadísticas internacionales señalan que cerca de un tercio de las personas de 65 y más años que viven en sus casas sufren una o más caídas cada año y que, de éstas, aproximadamente una de cada cuarenta ingresará a un hospital.


A medida que aumenta la edad aumenta la probabilidad de caídas. Estudios nos muestran que la incidencia anual de caídas se incrementa conforme a la edad: entre los adultos mayores jóvenes (65 – 70 años) la prevalencia es del 25% y llega al 35 – 45% en edades más avanzada (80 – 85 años). Esta situación se agrava en los Adultos Mayores que viven en establecimientos de larga estadía, ya que uno de cada dos presenta una o más caídas durante el año.


La tendencia nos dice que el adulto mayor que se cae una vez tiene mayor riesgo de volver a caerse en los próximos meses.


Existen componentes propios del envejecimiento que hacen al adulto mayor mas propenso a caídas, entre ellos los siguientes:


- Disminución de agudeza visual y alteración de la acomodación.

- Reducción de la circulación sanguínea y de la conducción nerviosa del oído interno.

- Disminución de la sensibilidad propioceptiva.

- Enlentecimiento de los reflejos.

- Sarcopenia, atrofia muscular.

- Atrofia de partes blandas (ligamentos, tendones, capsula articular, meniscos).

- Degeneración de estructuras articulares (artrosis).

En relación con la incidencia existen diversos factores que hacen a los adultos mayores más propensos a caídas entre ellos los siguientes:


- Personas del sexo femenino.

- Mayores de 75 años.

- Aquellas personas con mayor dependencia para las actividades de la vida diaria (AVD), ej. dificultad para levantarse de una silla.

- Quienes toman más de 3 medicamentos (hipotensores, hipoglicemiantes y psicofármacos) al día, asociado a presencia de patologías.

- Las personas que presentaban alteraciones visuales y auditivas.

- Personas portadoras de enfermedades crónicas, neurológicas, osteoarticulares y musculares.

- Aquellos que realizan actividades de riesgo.

- Personas que se exponen a barreras arquitectónicas.

- Aquellos con antecedentes de caídas (el 75% podría sufrir una nueva caída en los siguientes seis meses).


Es muy común que el adulto mayor que presente una caída desarrolle temor a volver a caer, esto puede provocar una limitación en la realización de sus actividades de la vida diaria, además de el sentimiento constante de fragilidad. Este fenómeno se denomina Síndrome Post Caída.

Bibliografía:


1.- Caídas, Sección Temas de Salud (2020): Organización Mundial de la Salud. Disponible desde: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/falls

2.- Manual de Prevención de Caídas. Ministerio de Salud de Chile. Disponible desde: https://www.minsal.cl/portal/url/item/ab1f8c5957eb9d59e04001011e016ad7.pdf



#Caídas #AdultoMayor #SíndromePostCaída #Envejecimiento #Kinesiología #Rehabilitación

Casa Matriz:

Almirante Señoret 70, Of. 41-42.

Valparaíso, CP. 2340000. Región de Valparaíso.

Chile.

Síguenos en:

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

© 2020 por IRV