top of page
  • IRV

La importancia del entorno familiar para una persona con audífonos para sordera

Los audífonos son equipos que ayudan a amplificar los sonidos para que las personas con pérdida auditiva puedan escuchar y desenvolverse en su vida diaria, pero esto contempla un proceso en el que la persona se debe adaptar y acostumbrar a este nuevo mundo sonoro.

Por esto mismo, es importante que el entorno familiar y/o cercano este informado sobre cómo funcionan los audífonos y que estrategias pueden tomar ellos para ayudar a que la comunicación sea más efectiva.


Entonces, ¿Cómo funcionan los audífonos de IRV? Los aparatos que tenemos son audífonos clínicos que se adaptan a las necesidades auditivas de cada paciente, pero que también requieren ser manipulados idóneamente por el usuario para que cumplan su función. Es importante entender que el volumen de los equipos debe ser regulado según el ambiente en el que se encuentre el paciente y las necesidades que vaya presentando en el transcurso del día.


Por ejemplo, si está en casa viendo una película y no escucha lo suficientemente alto es probable que tenga que aumentar el volumen o por el contrario si está en la calle, que es un ambiente con bastante contaminación acústica, tendrá que disminuirlo para evitar molestias.


Por otro lado, es fundamental que asista a sus controles, ya que es la instancia para que usted resuelva sus dudas con el profesional o le pida que le aumente o le baje el volumen, elimine algún ruido o se adapte un programa para el ambiente en el que presenta dificultades.

¿Qué estrategias puedo utilizar para mejorar la comunicación con una persona que usa prótesis auditiva?:


· Hablar pausadamente y frente a ella.

· Utilizar un vocabulario sencillo

· Articular cada palabra.

· Eliminar ruido ambiental (TV, radio, algún electrodoméstico ruidoso, etc.)

· En reuniones familiares o sociales hablar uno a la vez.

· Acompáñelo a sus controles para que usted también pueda aprender y así apoyarlo en su uso.


Sabemos que es difícil usar audífonos y/o tener hipoacusia, porque la gente en general no entiende este tema. No habla bien y se tiende a enojar cuando no escuchamos lo que nos dicen. Pero no es porque no queramos oír, sino porque tenemos una patología auditiva en la que si nos hablan muy bajo y/o muy rápido se no es más difícil escuchar y comprender.


Por eso, le mandamos un mensaje de aliento y de comprensión. No afloje y no tenga miedo a comunicarle al otro su situación. No pierda la constancia del audífono por situaciones como esta, pues es SU calidad de vida la que está en juego, no la de los demás.


Por último, lo o la invitamos a concientizar a su entorno, por eso siempre, no dude en mostrar las notas de este blog, que son explicativas y sencillas, y por supuesto, a invitar como acompañante a alguien a sus controles auditivos, para que así nuestro equipo vaya despejando todas las dudas que surjan.


Comments


bottom of page